{ Inicio } - { Servicios } - { Localización } -  ¿Por qué localizar?

Newcomlab - ¿Por qué localizar?

 

Aspectos incluidos en el proceso de localización

La localización es el proceso de modificar productos o servicios adaptándolos en su totalidad a los distintos mercados en los que se desean vender e incluye múltiples aspectos.

Todo producto o servicio que vaya a ser vendido a individuos que no hablan el idioma en el cual fue creado necesitará una adaptación lingüística. Por ejemplo, un software necesitará la traducción de sus textos, de su interfaz gráfico, de sus menús, de su ayuda online, de su documentación, etc. Pero no solo será necesaria la traducción del software en sí, sino que la empresa necesitará también la traducción de sus campañas de marketing, de la caja en la que irá el software, de las páginas Web, de sus cursos de formación en el producto y de toda la documentación necesaria para el lanzamiento y posicionamiento de éste en el mercado para el cual se quiere localizar.

Mientras que la traducción solo se ocupa de los aspectos lingüísticos del software, la localización se ocupa de todos los aspectos relacionados con la venta del mismo. Por ejemplo, la traducción de una palabra dentro del software puede derivar en que el espacio dejado para incluir dicha traducción no sea lo suficientemente grande como para incluirla entera y por tanto necesitará una modificación gráfica o de código fuente de forma que el espacio se adapte a la longitud y tamaño de la traducción.

Otro aspecto es el tratamiento de imágenes, colores, símbolos y gráficos dentro del software. Estos deben ser culturalmente aceptados por el usuario de la aplicación en el mercado para el cual estamos haciendo la adaptación y no serán cubiertos por la traducción.

La divisa utilizada en el país, la forma de poner los teléfonos, las direcciones físicas, las fechas, los nombres de las personas, etc, deben ser adaptados al mercado para el cual queremos localizar el producto. Todos estos aspectos que difieren entre cada cultura pasan normalmente desapercibidos para los desarrolladores de aplicaciones, simplemente por desconocimiento, pero pueden marcar la diferencia entre un software fácil de usar y agradable para el usuario o un software que no se adapta a sus necesidades, y por tanto que será rechazado por el cliente.

El ciclo de localización consiste en varias tareas o fases entre las que se incluyen:

Ciclo localización - Traducción   Ciclo localización - Ingeniería     Ciclo localización - Testeo       Ciclo localización - Gestión de proyecto

Aspectos técnicos

La posibilidad de hacer un software o página web multi-idioma necesita la planificación de ciertos aspectos desde las primeras etapas de desarrollo del mismo. Por ejemplo, si se quiere localizar el software o la página web a idiomas de Asia o de Europa del Este, tendremos que tener en cuenta que dichos idiomas necesitan miles de caracteres diferentes a los idiomas latinos y por tanto necesitamos utilizar una codificación que nos permita tener acceso a dichos caracteres (por ejemplo el utilizar Unicode). Otro ejemplo claro es que si localizamos la aplicación a lenguas árabes o hebreas, nuestro software o página web debe ser capaz de ser utilizado de derecha a izquierda y por tanto necesitamos adaptar los menús y las interfaces gráficas de toda la aplicación a dicha dirección. Y como éstos hay otros muchos casos.

Escoger qué localizar y a qué idiomas depende de las expectativas de la empresa y de las necesidades de la misma. Por tanto la localización es otro aspecto a tener en cuenta en el proceso de producción y no una actividad externa al diseño del producto. Por tanto, la localización no debe ser vista como un coste sino como una oportunidad para abrirse camino en nuevos mercados.

 

¿Qué es la localización

Tarifa de precios